Lo que más me gusta de los directores que hacen videos para el pop es la capacidad que tienen para visualizar la edición de montajes rítmicos y las coreografías que marcan cada cambio de beat.

El clip de “Say my name” cubre los puntos anteriores de forma tan precisa que hace que se me olvide el low budget de la producción.

Joseph Kahn es el director, quien tiene una larga lista de trabajos que representan el glamour del R&B mainstream de finales de los 90.

Be Sociable, Share!