Muchos reconocieron su importancia en su momento, algunos tardaron más, pero otros necesitan una actualización del trabajo de J Dilla para entender por qué a casi 5 años de su fallecimiento, sigue siendo objeto de maravilla y discusión.

El pasado agosto, Pitchfork publicó un artículo acerca del legado de Dilla; uno interesante, no el mero recuento de fechas, sellos, nombres y datos. En él Nate Patrin cuenta una historia completa del trabajo de Dilla, analizando el impacto que el productor de Detroit ha tenido en la música, el hip-hop, el pop e incluso la música electrónica más ambiental, tensa, sofocante y estridente, etiquetada popularmente como experimental.

“His story has a lot of indie-lifestyle appeal, too: a fast rise defined more by sonic innovation than personality-cult gimmickry, a rule-breaking stylistic shift that mainstream fans and major labels rejected, and an artistic rebirth with a popular underground label. Compared to Timbaland and the Neptunes, his peers in forward-thinking hip-hop, he was less prominent and less trendy”.

“Su historia tiene mucha atracción al estilo de vida independiente: un ascenso rápido definido más por su innovación sónica que por su personalidad, un rompimiento de las reglas estilísticas que los fans y sellos discográficos mainstream rechazaron y un renacimiento artístico con un sello discográfico underground. Comparado con Timbaland y The Neptunes, sus compañeros en repensar la evolución del hip-hop, él fue menos prominente y de moda.”

Lean en este link el artículo completo y escuchen los tracks escogidos por Patrin.

Be Sociable, Share!