“Siéntate, disfruta de la vista
Siéntelo, pasa otra hoja de la revista y del paseo conmigo”.

Hubo un tiempo en el que Juani no buscaba la frase exacta en la vuelta de ideas comúnes ni la nostalgia del poeta; simplemente la tenía. Era su vida sencilla lo que te hacía internarte en sus tracks, la inocencia de como sentía el hip-hop, el no tener miedo a sonar cursi o “simplón”.

Desde los tracks de competencia en el rap y sus teorías sobre él, a los enamoramientos fugaces en el bus, los brindis con tu gente querida o las noches de insomnio, los raps de Juani tenían esas frases que encontraban lo maravilloso hasta en el chicle que se pega en la suela del zapato. (Al parecer) No le preocupaba estar en los festivales, que lo firmara un sello potente o que lo produjeran los que estaban de moda, simplemente quería sonar como aprendió desde morro que se debía hacer.

Una maqueta, un sencillo, un EP y muchas colaboraciones lo demostraban. Su culminación, sin duda fue Caleidoscopio un listón muy alto en el hip-hop hispano (incluso para él).

La muestra más fiel de todo ello es “Monólogo”, donde nos lleva en su caminar por el día cualquiera de la vida de un rapero despreocupado. La producción es de Shrimp (Wildtrack), los scratches de Makei. Disfruten del paseo.

Be Sociable, Share!