Jota Aronak Producciones Bajocero

En el 2008 entrevisté vía correo electrónico a Jota Aronak para la sección Gracias, No que escribía y producía para Trackzion. Jota comenzaba su carrera como director y, a la par, propulsaba la de Duo Kie con los video-clips de su álbum 21cm. Él escribía, dirigía y editaba. Su fotografía e historias eran una excepción a lo que se hacía visualmente para el rap español. Cero presupuesto, mucha creatividad y hacer lo suyo, era su discurso. La entrevista no alcanzó a publicarse.

5 años y muchos trabajos después, esos clips siguen siendo de los pocos en su portafolio que dan al espectador algo más que el típico video con el performance la banda o el rapero frente a la cámara y encuadres bonitos. Lo invitaba a emocionarse. Daba un plus a la canción. Veamos que nos contaba en ese tiempo.

 

ALE LIMÓN: ¿Cuál fue tu primer trabajo profesional en la creación de audiovisuales?
JOTA ARONAK: Supongo que como mucha gente que se dedica a esto lo primero que hace son cortos y experimentos con la cámara del primo. En mi caso fueron unos cuantos cortometrajes que decidí grabar con 15 años y con un equipo técnico de cinco amigos. Los veranos eran tan sobradamente aburridos que, cuando les comenté a mis amigos la idea de pedir una cámara prestada y hacer tantas historias como nos diese tiempo, les pareció el mejor plan que habían escuchado en su vida. Grabábamos con una digital 8 y editábamos con dos VHS y un walkman con el que metíamos música en directo. Vaya, más artesanal que con una moviola de 35mm. No eran cortos profesionales pero el resultado, al día de hoy, los sigo mostrando orgulloso a mis amigos. Años más tarde, cuando salí de la escuela, hice muchos cortos y videoclips por amor al arte, hasta el día de hoy sigo haciéndolos. Aunque el primer trabajo por el que me pagaron fue tan horrible que ni te lo menciono.

¿Cuándo y por qué inició Producciones Bajocero?
Pues la cosa empezó cuando decidí montar la empresa en lugar de gastarme el dinero que reservaba para el último año de la escuela. Tenía muchas ganas de hacer cine y como la gente que me rodeaba sólo pensaban en dirigir, era bastante complicado encontrar un equipo y sacar proyectos adelante, por lo que monté la empresa y me puse a producir un montón de cortos que yo mismo escribía. Eso sí, cortos con presupuesto cero, sin duda la mejor escuela.

Desde lo que hiciste para Fyahbwoy, hasta lo más nuevo con Duo Kie, ¿en qué aspectos crees que has evolucionado y mejorado tu trabajo?
Yo creo que he mejorado en todos los aspectos, eso me gusta creer, al menos. El trabajo con Swan fue hace mucho y a pesar de tenerle mucho cariño, creo que tiene muchos fallos y secuencias que al día de hoy no resolvería del mismo modo. Desde aquel video he editado muchos trabajos propios y ajenos y, sin duda, eso ha sido lo que me ha enseñado a dirigir de un modo distinto. A pesar de contar con los mismos presupuestos que cuando hice el de videoclip de Swan, hoy trabajo con una cámara notablemente superior y con un equipo técnico más experimentado que hacen las cosas más sencillas y visualmente más interesantes.

¿El concepto desarrollado en los videos de Duo Kie fue totalmente de tú creación o cómo trabajaron?
Sí. La verdad que fue bastante curiosa nuestra relación en este aspecto puesto que cuando les conté la idea del primer video no les gustó nada, les daba miedo hacer algo así, era transgresor y violento, ellos querían salir mucho en el video como raperos que son, querían fardar delante de la cámara y, cuando les dije que quería hacer un video en el que la gente se suicida, su primera reacción fue negarse. A pesar de ello les hice confiar en mí y con bastante escepticismo esperaron a ver el resultado. Cuando lo vieron por primera vez, me abrazaron y me dieron las gracias, les encantó. Después de conocer las visitas, descargas y comentarios de este video, me las vuelven a dar y, desde entonces, les da igual lo que les proponga. Lo hacen sin siquiera leerse el guión.

¿Cómo se contactaron?
Pues fue a través de otro videoclip que hice para un amigo suyo, “El Chojin”.

Actualmente, en qué estás trabajando.
Estoy cerrando la postproducción de un cortometraje titulado Arena que rodé hace un par de años y que por problemas de financiación no hemos podido continuar hasta ahora. En paralelo estoy escribiendo un guión de largometraje que espero tener la posibilidad de dirigir algún día, y haciendo videoclips, cortos y experimentando todo lo que mi tiempo libre me permite.

 

Chequen el trabajo completo de Jota Aronak en su página personal, en especial “De las dudas infinita” para Supersubmarina.




Be Sociable, Share!