Randee-Marsh-Redes-BANDCAMP-Header

En tiempos donde, en Hip-Hop, la veteranía se ha convertido en una forma de reclamar apelando a la lástima lo que no se les ha dado, existe un forajido que ha regresado para recordarles que sigue siendo suyo: su nombre es Randee Marsh, su historia está en Crónicas jazzianas, el álbum que muchos esperábamos.

Para todos aquellos perdidos, Randee Marsh es un duo conformado por Yak-Mag en las vocales y Maiky Navajas en la música. Si no digo “raps y beats” es porque eso lo reduciría todo. En Crónicas jazzianas, Magu se ha desecho de su flow unortodoxo para armonizar con las composiciones de un Navajas que dejó de hacer loops pegajosos para niños, y decidió revisar la estética y sonidos del jazz con base en ritmos y técnicas de producción hip-hop. Se hicieron tal para cual.

Así, a lo largo de 8 tracks podemos encontrar contrabajos que te transportan a una cabaña en Nueva Orleans (“Cazadora de cabezas); pianos Rhodes, flautas y trompetas sampleadas que complementan riffs de guitarras originales (“Antonius Block”); drums en layers y sampleos (tal vez algunos haciendo referencia a los Native Tongues del Ummah como en “Boom Shaka”); y, claro, sonidos que tendrás que llenar tú o que inmediatamente te remitirán a Randee por su novedad como “Tic-Tac”. Cada track es una mezcla de sampleos procesados y diferentes instrumentos (reales y MIDI) tocados, grabados y mezclados por el mismo Maiky Navajas en Bulbo Studio.

Temáticamente, Yak-Mag, nos entrega un álbum íntimo (bluffear de que es el más intímo sería hacerle a la mamada como todos los periodistas musicales o esos que redactan presskits), pero es neceario aclaralo, ya que Randee no es un personaje, son experiencias personales muy específicas plasmadas en 8 textos con muchas posibilidades ante la escucha, actitudes y momentos que algo te dejarán, ya sea para conocer a Magu o para conocerte, desde una forma elegante de skills en “Tic-Tac”, pasando por su peculiar forma de contar historias en “Parece real”, las referencias guarras de “Video home”, hasta llegar a la fiesta buen pedo de “Boom Shaka”.

Hablo de veteranos, porque ni Magu ni Maiky son unos adolescentes y, hablando de hip-hop, ambos tienen varios trabajos a sus espaldas; hemos sido testigos de su evolución. Además, actualmente, las personas de más edad en la escena mexicana se sienten “maduros”, “modernos”, “vanguardistas” o “actualizados” porque ya no hacen boom-bap. Mantenerse vigente no es calcar los flows paupérrimos de los morros, usar su slang, hacer beats trap o ponerse toda la gama de pantones en tu vestimenta. Mantenerse vigente es ser capaz de traer cosas nuevas a la mesa, mientras sigues dominando lo aprendido; actualizar tu oficio en bien del mismo. Pero, bueno, esto no es una reseña, sino la presentación del álbum de mis amigos. En realidad se debieron haber saltado todo y darle directamente play, porque neta que hoy sus sueños serán diferentes. También la escena en México, aunque sea un ratito.

Crónicas jazzianas será un álbum gratuito tan sólo para las primeras 200 personas que lo descarguen de Bandcamp, después podrán encontrarlo a la venta ahí mismo, en iTunes, Spotify, Amazon, Google Play, y demás tiendas digitales de costumbre. O en su versión física en CD en Mixup o escribiendo a interrumpo@enelbus.com

El CD incluirá un booklet de 24 páginas con las letras de las canciones y el arte realizado En El Bus por Ale Limón y yo, Asgard Mendizábal, en colaboración algunos amigos.

Además, esas 200 personas que lo descarguen de Bandcamp gratis, tendrán un 50% de descuento en la compra del CD si lo piden al correo de En El Bus o se llevarán de regalo el poster conmemorativo. Será su elección.




Be Sociable, Share!