Bahidora 2017

El sábado fui al Bahidorá con Muysuá, Aldo Crusher y Tino. Se presentaron Mayer Hawthorne, RJD2 y Mac Miller (bueno, ellos nos interesaban a nosotros) ¡Y los tres dieron su show uno tras otro! :)

Bahidora 2017 Mayer Hawthorne

Mayer Hawthorne rockeó la noche como si él fuera el estelar. Una hora de disco, funk, soul, rock n roll y bonitas coreografías que te sacaban varias sonrisas mientras las repetías. Con todo ese carisma que emana no podías dejar de mover tus dedos emulando lluvia o limpiar tus hombros siguiendo su paso (incluso aunque fuera la primera vez que los escuchabas, pregúntenle a Tino jeje). Yo no podía creer que alcanzara esos agudos tal cual en vivo o incluso que armonizara así sin tantas dobles. Tiró para todos, desde su primer álbum, A strange arrangement, hasta el reciente EP, Party of one y hasta “Do it” de Tuxedo. Además para nosotros rockeó doble cuando cerró con “Her favorite song” con un intro estilo bossanova, ni faltó Jessie Ware al lado jaja.

Bahidora 2017 RJD2

RJD2 fue la sorpresa de la noche con un set súper hip-hop: breaks, viniles, scratches, 3 tornas y un MPC en vivo que seguían una secuencia definida. Toda una máquina jugando Destreza acomodando sonidos aquí y allá ¡Verlo te hacía sufrir o reír junto a él! El nivel de estrés que maneja para lograrlo es realmente alto, para que se den una idea: a veces un vinil sólo salía del crate para scratchear una voz o un sonido y tenía que cambiar en una barra al otro, o en el puente de un track tenía que pasar de inmediato de scratchear en la torna a tocar un piano en los pads del MPC. Ya me habían contado varias veces los que pudieron verlo en 2010, pero neta sí es algo para presenciar, no para que te cuenten. Tino decía: “Súper nerd éste vato, no tuvo piedad. Era un show de Sólo Heads, no del Bahidorá”. Tuvo un par de problemas técnicos porque, como dijo, en los festivales no se puede hacer soundcheck, pero como platicábamos después, le ayudó un poco a que la gente apreciara lo que de verdad estaba haciendo, especialmente al scratchear. La neta me dio gusto, porque tanto Mixmaster Mike, como A-Trak, e incluso DJ Shadow han venido a tirar playbacks a México. Y bueno, yo no creía que siguiera tocando hip-hop desde que sacó ese album de indie-pop cuando dejó de ser jukie. Definitivamente me hará updatearme en su discografía.

Goodnight

A post shared by The Magnificent Mac Miller (@larryfisherman) on

Mac Miller cerró. Mac emana chingo de buena onda y, contrario a la lógica, logra llenar el escenario él sólo. Buenos moves e interpretación dramática de las canciones que tira solo con el DJ detrás, total manejo del escenario y control de la gente cuando sale su hype man, y una secuenciación perfecta de los moods tan contrastantes que tiene entre cada álbum: de la cursilería de The divine feminine, a la fiesta de “Weekend”, al boom-bap de “Diablo” y de regreso al GO:OD AM y su trap, sin sacarte de pedo en ningún momento. Ese corte que hace de estar sólo para tirar canciones más íntimas a explotar con su apoyo en los bloques traposos crea una dinámica muy ágil para un show que mantiene la triada básica de hip-hop (voz principal, apoyo, DJ) en un festival que no es de hip-hop. Además mucha gente sí lo topa y eso ayudó a que el show brillara y te contagiara chingo de energía para saltar en cada explosión de 808s.

De verdad fueron shows muy buenos los que tiraron y lo mejor es que fueron de corrido los tres, no podíamos dejar de recordarlos el domingo camino de regreso.

Entre chelas, porros y chapuzones con amigos, así estuvo éste Bahidorá 2017. (Me arrepiento de no haber ido a ese de De La -tal vez por pre-juicioso-, pero esa es otra historia).

 

Fotos: twitter.com/boost_mxfacebook.com/bahidora

Be Sociable, Share!