Juancer El Bastardo Música de sobremesa

Hace un par de meses, Juancer El Bastardo publicó Música de sobremesa, su álbum más reciente completamente producido por Black Leeroy. Un trabajo en donde Juancer se debate entre los placeres más arraigados en sus días y las exigencias que le tiene el mundo. No hace falta escucharlo para adelantar quién es el ganador del tiro, y precisamente es por eso que Música de sobremesa es un deleite de frases, cambios y cálidas vocalizaciones que hacen lucir su siempre enredado juego metafórico que vistió de etiqueta ésta vez: “¡Puta! Más quejas de lo que disfrutas / A mí nada me aleja de cueva de Zarathustra / Me lanzan sus flechas, no me alcanzan y eso les frustra / Mi danza del humo es derecha, ¡nada me preocupa!”, es la actitud segura y relajada de la soleada “Todo puede esperar”, y en general de todo el álbum, ya que una línea temática es algo que se puede encontrar también: un diss a las imposiciones.

La reta no estaría completa sin el trabajo de Leeroy, la comunión con los beats es una cosa importante, ya que en su mayoría hablamos de sonidos suaves que acentúan ese mood de calma (“Modo avión”, “R.I.T.A.”, “Algo no está soñando”) o acentúan la actitud beligerante para alcanzarla (“Life style”, “Click bang”, “Parar el mundo”, “Necrópolis”). No si contar los detalles de diseño con sonidos que no precisamente vienen de kits de drums (¿alguien recuerda la plática que alguna vez tuvimos con Black Leeroy en el show de Trackzion?).

Por todo ello, Música de sobremesa sin lugar a dudas es un referente del estado del arte del rap en español y uno de los 10 álbums canónicos del hip-hop hecho en México junto a Aquí somos lo que hacemos, 023001 010994, Crónicas jazzianas, T.D.P., El nefelibata, R.I.P., El día y la noche en el infierno y varios inéditos de Doctor Destino.

En realidad eso sólo era un poco de contexto porque parece ser que todo mundo anda dormido al respecto, este post trata de la continuación.

Todo comenzó con tan sólo una invitación que Juancer me extendió para hacer el clip de un track después de toparnos en las Skills 2016 y acabó ampliándose a un lanzamiento completo por En El Bus. El track que escogí para empezar fue precisamente “Todo puede esperar”.

Por un lado, preparamos un maxi-single como se solía hacer en esa época Rawkus que tanto nos gusta: instrumentales, acapella y un súper remix de Pakbel que reinterpreta totalmente el tema, dándole un giro de 180 grados al mood original usando un arpeggio y sintes galácticos (que para mí dan cara al tiempo y las presiones), en vez de la calidez de los Rhodes de Leeroy.

Por otro lado, la portada es un link directo al video-clip. La idea era hacer algo divertido que mantuviera el mood despreocupado del beat y la canción, me imaginaba algo tipo Jonze meets The Pharcyde, cuando los video-clips tenían su propio lenguaje y aportaban a la canción en vez de solamente hacer lo que ahora está de moda: tirar performances en lugares y paisajes bonitos y poner un filtro (la escuela Instagram del clip). Bueno bueno, esas son las intenciones, mejor véanlo y decidan si merece un pulgar arriba. Ojalá lo disfruten tanto como nosotros hacerlo 😀🎉🍻

 

Pueden escuchar y descargar el sencillo en los lugares de costumbre:
Spotify. https://goo.gl/2WbX1c
iTunes. https://goo.gl/7flfBp
Bandcamp. https://goo.gl/1DYiIz
Soundcloud. https://soundcloud.com/enelbus
Google Play. https://goo.gl/Y77JVi
Deezer. https://goo.gl/zQTtI4



Be Sociable, Share!